Independence day



De
todos los lugares del mundo donde podría haberme dejado caer, me decidí
por Urbanova. Era un sitio tranquilo, apacible y al lado del mar. Todo
lo que una persona como yo necesitaba para apaciguar su alma y pasar la
transición a la madurez total de la forma menos traumática posible,
porque, aunque me estaba quedando calvo como un buitre leonado, era un
crio que aún no había terminado de estudiar y daba sus primeros pasos
en el mundo laboral de verdad.
El caso es que finalmente, y después
de realizar un gran esfuerzo económico, me decidí por aquel apartamento
que anunciaban en la inmobiliaria, sin demasiadas esperanzas por si
acaso resultaba un fiasco. Sin embargo, cuando llegué por primera vez a
aquel lugar comencé a notar un pequeño retortijón en el estomago. Tal
vez fuera la emoción, o el plato de judías con chorizo y arroz que me
había tomado la noche anterior, pero, en cambio, mi mente lo tomó como
una señal divina. Aquel sitio era perfecto para mí. Desde aquel balcon
se divisaban tres horizontes salpicados por algunos edificios
circundantes: a un lado el esplendor de Alicante ciudad, con su
majestuoso castillo iluminándose por las noches para advertir con su
cara de moro a todo aquel que nos desafie que somos un pueblo recio,
fuerte y con el valor suficiente como para expandir nuestros brazos por
toda la provincia. Al otro, los arenales del sol, territorio
conquistado por elche para el deleite de sus habitantes, colonizado de
saqueadores y preciosas vistas a las dunas de un desierto que se yergue
frente al mediterráneo. De frente, la magestuosidad del mar que nos
toma como su aliado impertérrito y nos recompensa por nuestra fidelidad
con la furia de la tormenta y la calma del viento de levante.

Fue
un impulso. Dije que sí en el acto. Me daban igual las condiciones. Ese
lugar debía ser mi primera casa fuera del entorno familiar. Debía ser
mi nuevo hogar. Sin embargo, la aventura que me aguardaba no había
hecho nada más que empezar.

Continuará

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: