Una terrible historia


 

Podeis llamarme Victor, aunque todo el mundo me llama "Pringao". Es curioso, porque siempre he pensado que las cosas, sobre todo las respectivas al trabajo, deben hacerse bien, y más si tu material de trabajo son personas. Tal vez soy demasiado joven, o símplemente demasiado ingenuo, pero no puedo evitar sentirme decepcionado ante la actitud e inaptitud de algunos "compañero" de gremio.
Pero todo el mundo se calla, nadie dice nada porque, total, al unico que joden es al "Pringao". Pero al "Pringao" ya se le estan hinchando las pelotas. Tal vez no sea demasiado listo, pero pesado… pesado puedo serlo un rato.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: