Volver a las andadas


Esto es como volver a casa después de todo un año en el hospital y querer cambiar toda tu habitación para que esté más acorde a tu personalidad, madurez psicológica, y demás gilipolleces que te pasan ahora por la cabeza. Se trata de adaptar. Adaptar todo tu antiguo mobiliario y color de las paredes a tu nuevo yo: un nuevo yo que se parece mucho al antiguo, pero con peor carácter y más ansias de independencia. En realidad es como volver a casa de tus padres después de quedarte sin trabajo… bueno, eso es básicamente lo que ha pasado, pero una pequeña diferencia. Yo no puedo cambiar los muebles de mi habitación porque, por un lado no puedo moverlos(están encajados) y por otro, no tengo pasta para irme al ikea y comprar unos de diseño más bonitos que vayan en consonancia con los casi 30 añazos que tengo.

He vuelto, sí amigos, he vuelto en todos los sentidos. No quería seguir blogueando porque estaba medio muerto anímicamente el año pasado. Ya os digo que algún día, si procede, contaré toda esa historia(pero nunca sin mi abogado presente, que por cierto no tengo). Pero creo tengo la necesidad, otra vez, de retomar mi vida y transformarla, modificarla si se prefiere, en algo que no produzca arcadas(como la de otras personas). He vuelto a Alicante, he vuelto a mi barrio, he vuelto a mi escritorio, mi ordenador, mi teclado y aunque he decidido continuar con el trabajo de hace un año más o menos, el blog anterior queda cerrado. Fueron muchos años escribiendo en él, y se quedará como un archivo de lo que fue mi vida en la segunda mitad del primer decenio del siglo XXI, con su escaparate de neuras y tonterías, palabras que se repiten, perfecciones imperfectas, historias inacabadas(como todo en mi vida), blablabla… Era como comerse un melón con una navaja bien afilada, si no llevas cuidado, te puedes cortar la lengua, y yo me quedé mudo. ¿Qué me ha pasado durante este año? Pues nada que os interese a vosotros. ¿Por qué no he escrito nada? Pues por la misma razón por la que vosotros tampoco habéis escrito nada. ¿Qué voy a hacer ahora? Pues de momento mañana voy a pedir el paro, a ver si me lo dan.

En fin, permanezcan atentos a sus receptores  de baudios si de vez en cuando quieren leer algo poco interesante. Este es el lugar indicado.

Anuncios

2 pensamientos en “Volver a las andadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: